DUNA AL DESNUDO
this site the web

Presencia en ti


Transmutaron las almas
apareándose sobre el azul las conciencias,
tornando el dorado en argenta,
sublimando la luz en calma.

Y ocurrió la fusión completa
de vientos Alisios
nublando el sol en solsticios,
hasta que en tu pupila y en tu vasto universo
extrapolé mi cuerpo.

Tornose la calma en presencia
de piel alunada siendo de día
y suavemente me hice planicie en tu playa
que iba y siempre volvía.

¿Qué pasó?.
¿Qué exorcismo hizo la magia
confabulando misterios ancestrales
aun sin revelar,
de forma tan clara?

¿Qué te dijo aquella tarde crepusculada
cuando te habité sin aviso
poseyendo sin permiso tu dermis oculta
-la mas honda, aun- a mi mirada?

Incorpórea luz
ensamblada con la magia
que exhala los aromas de los ancestros
en tus dudas milenarias,
tornando tu alma violácea

Aquellas regiones extrañas donde habita tu luz
¿cómo llegué yo? ¿me llamaste tú?,
¿en hilos de sol o rayos de plata?
Se desdibujan las palabras trastornando los sentidos
formando cadenas de agua,
que venían, y volvían,
dije, como notas blandidas a tus costados
Duna
11-02-2009

©Todos los derechos reservados
video

Soledad



En los páramos de tu vida quedé presa
cuando tú me enseñaste la penumbra,
y en estepas tan vastas,
-ya sin fín-
mi alma te busca.

Te busca, te mira y no te encuentra,
te sigue esperando,
hasta que el dolor en mi costado me asfixia,
¡me esta matando¡.

Dije, no quiero ser excusa, ni quimera
pero quise ser de tu vida reseña;
por eso te entrego en este cofre
tu libertad,
de la que jamás fui dueña.

Dije que me creí libre en empedrados,
donde el reflejo de aquellas farolas
y los adormecidos adoquines
eran nuestras historias.

Y el pan de cada día,
como miradas milenarias de tu vida
eran venas que me daban razón de ser.
Sólo quiero redimir las heridas,
y volver a creer
que puede suceder.

Despacito, -muy despacio-, me voy yendo,
navegando aguas de otros mares
menos fríos,
menos silentes y vacíos
de los que estoy viniendo.
Ya nunca tendrás a tu costado
aguas persas, -azules- rompiendo por tu cuerpo,
ni tálamos de historia
sembradores de recuerdos,
-nuestros-.

Medio libre, medio presa, y siempre mendiga
van mis labios queriendo besar tu aire,
abrazar tus palabras, -tus notas-
acariciarte, y regresarte.

De mis pupilas,
inmaculadas gotas.
¡quedan vacantes!

Duna
11-02-09
Safe Creative #0912035048837




 

W3C Validations

Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Morbi dapibus dolor sit amet metus suscipit iaculis. Quisque at nulla eu elit adipiscing tempor.

Usage Policies