DUNA AL DESNUDO
this site the web

Me sobra cuando me faltas.


Observas mis mejillas,
y ves esa verdad que nunca confesarás.
Cierro los ojos, sin justificar intermitentes cegueras;
me hundo y elevo con el poder
de mi desnudez, sin explicación.
Ni mi yo pregunta
para no caer en la molesta repetición.

Quizá, tal vez, 
comprendas que no me voy 
para no regresar; 

Robo un arpegio al dolor, un resto de oscuro,
y se acurruca mi voz en el rincón
donde se expatria púrpura,
el grito más lánguido,
el jarrón con una única violeta,
la grieta del mundo.
Temo que se convierta en pavesa
pero escapa libre y se convierte en azul elástico;
me roba el aliento nativo,
para esclavizarme al vital estertor de la agonía
y me engaña con un
levísimo
sorbo de ambrosía.

¿Cómo se juega esta partida,
sin hacer trampas
a la eramada de las zarzas?

Me sobra cuando me faltas.

Pero,
cuanta lujuria contiene la no justificación.

© Duna
*
Safe Creative #1205131634905

5 Dímelo...:

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Me encanta esa paradoja "me sobra cuando me faltas"..en este poema, que pareciera un reclamo, pero a la vez es dádiva de amor. Un abrazo. carlos

Juan Antonio dijo...

Hay tanta sensualidad encriptada entre líneas.

Gustavo Figueroa V. dijo...

Duna:

Nos sorprendes con un bello poema que a la vez desnuda el sentimiento humano en sus momentos más frágiles, con sus dudas y sus deseos.
Felicitaciones Poeta!!!

salvadorpliego dijo...

Qué bonito poema. Me encantó. Aplausos, aplausos, aplausos…
Un gran abrazo para ti.

Jerónimo (J.Galán) dijo...

Un sorbo sabe a poco,pero si es ambrosía puede ser mucho.
Es un poema inquieto,una partida que mantiene en vilo hasta el final...

Saludos Duna.

 

W3C Validations

Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Morbi dapibus dolor sit amet metus suscipit iaculis. Quisque at nulla eu elit adipiscing tempor.

Usage Policies