DUNA AL DESNUDO
this site the web

Poema de la urgencia.


A los amorosos les urge la lluvia.
Les apremia la espiral hacia la nada.
Les compele lloverse,
volarse,
licuarse,
morir.

La voz,
en ese instante, se hace agua
y se lanza la huella desesperada
en busca de un pedazo de rostro
que llevarse a la boca para vivir.
Una parte complementaria
viene ataviada de sigilo.

Desesperadas,
las gotas se anuncian, se retrasan, se liberan
rebeldes y presas de una premura dilatada.
Llegan en vilo.
La sensación de nada signa con presagios.

No se necesita enlazar manos
rozar el pecho, ni morder la boca.
Las ansias,
se esfuman, evaporan, y regresan altas,
como altas olas.

Como último paso de la liturgia,
como milagro provocado,
comienza la lluvia.

Duna

Safe Creative #1402130136908

5 Dímelo...:

andré de ártabro dijo...

Siempre siempre me gusta la liturgia de tus versos.
¡Feliz día !
Besos.
André

ohma dijo...

Es que la lluvia es vida, como el amor, como el deseo.
Precioso.
Saludos.

Nilson Barcelli dijo...

Nem me fales de chuva... este inverno está a se bem molhado...
Gostei do poema, é magnífico.
Beijo, querida amiga.

J. Antonio marengo dijo...

maravillosa y providencial lluvia
que empapa y colma a los corazones
amorosos, colmandolos de vida y
amor y deseos...bellos versos los tuyos
artista, un beso licuado,

J. Antonio marengo dijo...

Esa lluvia tan necesaria y
vivificante esperada por corazones
y almas sedientas de amor y deseos,
me encanta como escribes poetisa,
un beso licuado, feliz sabado

 

W3C Validations

Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Morbi dapibus dolor sit amet metus suscipit iaculis. Quisque at nulla eu elit adipiscing tempor.

Usage Policies